Pasos hacia una cultura democrática

Pasos hacia una cultura democrática

Pasos hacia una cultura democrática

Cultura Democrática nace del compromiso de un grupo de ciudadanos cuyo objetivo es promover la democracia y defender los valores fundamentales y universales desde la posición moderada del humanismo. Buscamos dar respuesta a los nuevos desafíos en el siglo XXI: el crimen organizado invadiendo las instituciones democráticas; la corrupción del vínculo entre los sectores público y privado, donde los negociados con los recursos públicos va en detrimento del desarrollo social y la reducción de la pobreza; así como los intereses de grupos politicos que traspasan las fronteras financiando campañas electorales ilicitamente para ganar impunidad en el ámbito de los organismos internacionales.
Desde Cultura Democrática apostamos a la formación de líderes sociales y politicos, a través del fortalecimiento de la participación de grupos poblacionales específicos para innovar y renovar la política. Es el caso de las mujeres, los jóvenes, sindicalistas y los miembros de la sociedad civil para su mayor involucramiento en los procesos de toma de decisiones. En una sociedad polarizada por el populismo, que dio lugar al enfrentamiento exacerbado de las clases sociales, apostamos por los caminos del diálogo, la visión de la política centrada en la persona humana, donde las miras del bien común es el verdadero motor del accionar politico. Asimismo, entendemos que el rol del Estado es de crucial importancia para la protección de los derechos fundamentales, partiendo del primer derecho humano, que es el derecho a la vida. Al mismo tiempo, valoramos el rol de las organizaciones comunitarias, los cuerpos intermedios de participación ciudadana para controlar y asegurar un balance para que la intervención del Estado en los asuntos económicos y privados sea moderada y justa en torno de la Economía Social de Mercado. No deseamos ni un estado paternalista y omnipresente ni deficiente y ausente. Debemos humanizar al Estado y al Mercado para una Sociedad con mejor Democracia. Parte de nuestro trabajo es resaltar la importancia de la tercera faceta de la trilogía, que es la Comunidad: Invertir en los resultados de la incidencia de la sociedad civil a través de iniciativas populares, por la creación de plataformas de participación ciudadana y estructuras de interlocución entre los distintos actores.
Basamos nuestro accionar en loos valores de la libertad, la justicia social, la solidaridad y la subsidiaridad, que son pilares del actuar politico en democracia. Libertad con el componente social donde se reconoce el derecho del otro, rechazando el individualismo y la libertad desordenada. La justicia social, término manipulado en nuestro país por un sector predominante de la política, el cual se debe renovar en una verdadera protección de los grupos vulnerables, abandonando paulatinamente las politicas de subsidios y cambiando por politicas de inclusión de los marginados. La solidaridad como consecuencia de la vocación por el bien común y la responsabilidad mutua en un sentido profundo del vivir en comunidad. La subsidiaridad en el marco del Estado de Derecho donde el Estado no avasalla los derechos de las personas y donde los cuerpos intermedios tienen un rol clave de mediación entre los actores y la promoción de la responsabilidad mutua.
Dicho esto, convocamos a todos los ciudadanos y personas de buena voluntad que habiten en suelo argentino a que se sumen a contribuir con este proyecto por una mayor y mejor cultura democrática.
[1] Palabras pronunciadas por Micaela Hierro Dori, Presidente de Cultura Democrática Asociación Civil el 11 de Abril de 2018 en la Cámara de Diputados de la Nación Argentina en el Lanzamiento del programa “Mujeres por la Democracia”.