Condena  a la ola represiva y al terrorismo de Estado en Cuba

 Condena  a la ola represiva y al terrorismo de Estado en Cuba

 Condena  a la ola represiva y al terrorismo de Estado en Cuba

Cultura Democrática se suma a las Organizaciones de Derechos Humanos y organismos internacionales que ya han alertado por una nueva ola represiva similar a la Primavera Negra del 2003. En aquel entonces cuando detuvieron y condenaron a prisión a 75 opositores, periodistas independientes y promotores del Proyecto Varela, en la actual ola represiva están persiguiendo a los jóvenes artistas, periodistas y activistas que han apoyado al Movimiento San Isidro o al 27N y demandan algo tan básico como que respeten su libertad de expresión. 

Denunciamos, que no sólo se sumaron unos 30 nuevos nombres a la lista de presos políticos en los últimos 3 meses  sino que todas las medidas de control totalitario y de instauración de un régimen de terror han ido en aumento. Un aumento del número de citaciones judiciales sin razones a activistas y familiares, para ser interrogados, y amenazados por parte de la policía política. Un número de multas por infracciones inventadas y excusadas por el COVID-19 como el no uso del barbijo, no respeto de la distancia social, entre otras falsas acusaciones. Los actos de repudio por parte de miembros del CDR siguen a la orden del día. Las unidades de la policía política impiden salir de sus domicilios a activistas bajo amenaza de ser detenidos o de ser agredidos físicamente, en una ilegal y sin orden judicial “prisión domiciliaria” o  con cercos policiales que impiden la libre circulación de decenas de activistas. Las detenciones arbitrarias “express” porque duran unas horas, las suficientes  para interrogar, amenazar con detención arbitrarias más permanentes o enjuiciar, o para incautar teléfonos celulares  buscando información que puedan manipular e incriminar. Las campañas de desprestigio y difamación, donde el estado utiliza los canales monopólicos de comunicación para difundir historias ficticias para incriminar a los activistas, donde transforma a las opiniones políticas personales en actos de traición a la patria, y los proyectos de promoción de derechos fundamentales en artimañas de agentes extranjeros.

Repudiamos los mensajes intimidatorios por parte del régimen con más detenciones y amenazas, que intentan cortar la ola de solidaridad de los jóvenes, artistas y periodistas, que suman las detenciones de:

  • Hamlet Lavastida, artista se encuentra desde el día 26 de junio detenido arbitrariamente en Villa Marista y es acusado de “Instigación a Delinquir”.
  • Maykel Osorbo, rapero se encuentra detenido desde el día 18 de mayo en la Provincia de Pinar del Rio acusado de desobediencia, resistencia y desacato»
  • Esteban Rodríguez, periodista de ADN Cuba, recluido en una cárcel de máxima seguridad, detenido el 30 de abril junto a otros manifestantes pacíficos en la calle Obispo que se solidarizaban con Luis Manuel Otero Alcántara, quien se encontraba en huelga de hambre.
  • Luis Robles, detenido el 4 de diciembre condenado a 6 años de prisión por manifestarse pacíficamente con un cartel en la calle que decía “Libertad, no más represión, #FreeDenis”.
  • Denis Solis, detenido el 9 de noviembre y condenado a 8 meses de prisión acusado de desacato, miembro del Movimiento San Isidro.

Por lo tanto:

Instamos al Gobierno de Miguel Díaz-Canel, no elegido democráticamente en elecciones libres, plurales y justas, que pare la represión, que libere a todos los presos políticos, abandonen las prácticas de terrorismo de estado y se abran al diálogo con todos los ciudadanos que piensan distinto.