Muere Raúl Baduel uno de los presos políticos más famosos del Chavismo

Muere Raúl Baduel uno de los presos políticos más famosos del Chavismo

Muere Raúl Baduel uno de los presos políticos más famosos del Chavismo

Fue cercano al movimiento político de Hugo Chávez previo a la presidencia, incluso llegó a formar parte del gobierno chavista como ministro de defensa, entre otros altos cargos del Ejército Bolivariano. Murió este 12 de octubre según reseñó en Twitter un alto funcionario del gobierno venezolano.

Raúl Isaías Baduel fue uno de los presos políticos más polémicos y famosos del régimen venezolano, pues salió de las filas del chavismo y los altos cargos del gobierno de Chávez como General directamente a las celdas de los cuerpos de inteligencia de ese país.

Según reseña el diario El País, Baduel, de 66 años, había estado preso en la cárcel militar de Ramo Verde y luego en La Tumba, una celda de máxima seguridad célebre por sus draconianas condiciones en uno de los sótanos del Servicio Bolivariano de Inteligencia. Posteriormente, fue trasladado a El Helicoide. Desde 2019 estaba en una cárcel de máxima seguridad en el Fuerte Tiuna, importante plaza militar en Caracas.

No fue un preso común y corriente, fue nada más y nada menos el General que encabezó el movimiento militar para restituir en el poder a Chávez cuando este fue derrocado de manera breve en el año 2002. Con esto ganó no solo la confianza del régimen sino los altos cargos militares y políticos que ostentó hasta que en 2007 fue alejándose de manera gradual del gobierno.

La ruptura con Chávez y su gobierno tuvo lugar a finales del año 2007, poco antes del famoso referendum para la Reforma Constitucional de Venezuela, cuando emitió un comunicado reclamando que la radicalización de la revolución estaba afectando gravemente al país. A partir de entonces inició una persecución sistemática que lo llevó de prisión en prisión hasta su muerte el pasado 12 de octubre bajo graves cargos que corrupción, un hecho que sus allegados relacionaron con un asedio personal por parte del gobierno.

Pese a que el gobierno venezolano aseguró que el fallecimiento se había dado producto del COVID-19, los familiares de Baduel desmintieron esta afirmación asegurando que no estaba afectado por la enfermedad y que había sido asesinado luego de años de torturas físicas y psicológicas.