Laura Muñoz marcó un hito contra la corrupción en la Argentina, vivió y sigue viviendo en carne propia lo que significa denunciar a los elementos del poder que promueven la corrupción.

Según reseñan los medios de comunicación que cubrieron su historia, en octubre de 2009 Laura comenzó a descubrir la trama en la que estaba envuelto su marido, el abogado Alejandro Vandenbroele, quien le terminaría confesando que era testaferro de los negocios del vicepresidente argentino Amado Boudou y de su socio José María Núñez Carmona. A partir de entonces empieza para ella una lucha sin cuartel para denunciar una gran cantidad de hechos de corrupción lo que le ha causado la persecusión, amenazas y peligro para su vida y sus seres queridos.

En el Día Internacional de la Mujer logramos conversar sobre su historia en una nueva entrega de Cultura Democrática con Micaela Hierro Dori, Facundo Galván y Carlos March.

Te lo traemos a continuación: