Las autoridades venezolanas deben liberar al defensor de derechos humanos Orlando Moreno

Las autoridades venezolanas deben liberar al defensor de derechos humanos Orlando Moreno

Las autoridades venezolanas deben liberar al defensor de derechos humanos Orlando Moreno

El agravamiento de la crisis humanitaria de Venezuela ha acelerado los flujos migratorios. Varios barcos que transportaban migrantes que intentaban huir a países vecinos se han hundido durante los últimos tres años, lo que ha provocado muertes. En un solo incidente en diciembre de 2020, 28 venezolanos perdieron la vida en circunstancias similares en la misma ruta, en un evento que el fiscal de Venezuela dice que está siendo investigado.

Sin embargo, hasta la fecha no se han publicado conclusiones. En 2021, varios periodistas y activistas de derechos humanos han sido amenazados e intimidados por informar sobre este tipo de hechos. Ante la detención defensor de derechos humanos Orlando Moreno, 11 organizaciones internacionales se expresaron al respecto en un comunicado conjunto:
Las organizaciones abajo firmantes condenan el asalto y la detención de Orlando Moreno el 25 de abril por las fuerzas de seguridad venezolanas, el último de una serie de ataques cada vez mayores contra defensores de derechos humanos y organizaciones por parte del Estado venezolano.
El domingo, el defensor de derechos humanos Orlando Moreno fue agredido y detenido por agentes del Cuerpo del Servicio de Investigación Científica, Penal y Criminal de Venezuela (CICPC). En ese momento, estaba tomando testimonio de familiares de venezolanos que huían a bordo de una embarcación que se hundió en ruta a Trinidad y Tobago luego de zarpar de Venezuela a última hora del 19 de abril. Según fuentes locales, 24 personas se encontraban a bordo, cuatro de las cuales eran menores de edad. , de 2, 5, 15 y 17 años. Hasta la fecha, se han reportado de dos a tres muertes, incluyendo un niño y un adolescente. Siete pasajeros fueron rescatados y transportados a Tucupita para presentarse a la sede del CICPC. Hasta la mañana del 25 de abril, sus familias no habían recibido más información sobre ellos.
Durante una conferencia de prensa posterior a la detención de Moreno, la gobernadora del estado de Delta Amacuro, Lizeta Hernández, justificó su arresto arbitrario con el argumento de que había estado «instigando el odio». Su declaración, realizada antes de que Moreno compareciera ante el tribunal o tuviera la oportunidad de ejercer su derecho de defensa, viola la presunción de inocencia. Tales declaraciones son típicas de la campaña del régimen de Maduro para estigmatizar a los defensores de los derechos humanos.
El monitoreo continuo ha revelado un patrón de represión intensa y sistemática, incluida la criminalización de los defensores de derechos humanos en Venezuela . Instamos al Estado venezolano a poner fin al hostigamiento, la detención ilegal y la criminalización de los defensores de derechos humanos. Abogamos por la liberación total e inmediata de Orlando Moreno, y exhortamos al Estado a brindar a las familias de las víctimas del accidente información precisa, en cumplimiento del derecho a la verdad, sobre los trágicos hechos ocurridos.
Expresamos nuestra solidaridad con las familias de las víctimas y nos comprometemos a alzar la voz para restaurar el pleno respeto y reconocimiento de los derechos y libertades fundamentales de las personas en Venezuela.
Firmado:
Amnistía Internacional
CADAL
Defensores de los Derechos Civiles
Cultura Democrática
Demo Amlat
Fundación para el Debido Proceso Legal
Freedom House
Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos
Servicio Internacional de Derechos Humanos
Red Latinoamericana y del Caribe por la Democracia
Robert F. Kennedy Human Rights